Gracias a las gestiones y el trabajo realizado por Baja California Railroad durante tres años, por primera vez en más de un siglo de vida de la Vía