Los mejillones mediterráneos de la empresa Baja Selfish son cultivados en sogas a profundidad de mar abierto en Rincón de Ballenas, al sur de la Bahía Todos Santos,