De la novela del Nóbel Ernest Hemingway, la frase íno preguntas por quien doblan las campanas” revolotea en mi cabeza desde que me entere de que ya hay