Para muchos ya se ha hablado demasiado de los normalistas de Ayotzinapa, que si son los calcinados, que si no son, que vivos se fueron y vivos los