Previo a su salida hacia Estados Unidos para iniciar su proceso de venta, el avión presidencial fue abierto a los medios de comunicación para que conocieran su interior,