El norte de Noruega destaca por tener las condiciones óptimas para observar auroras boreales, estas luces son causadas por nubes gigantes de partículas cargadas eléctricamente de una tormenta