Al anunciarse la nueva generación de consolas, que vendría siendo algo así como la séptima, también se anunció que la red iba a tener un papel muy importante