Debido a su precio, bajo costo de mantenimiento y confiabilidad, los vehículos producidos en el país acapararon el “top ten” de las ventas en México. De acuerdo con