Los sueños no tienen límite y así lo demuestran los artistas de la Asociación de Pintores con la Boca y con el Pie (APBP) que muestran sus obras