Francia anunció que se propone crear 11.000 plazas en centros para solicitantes de asilo y refugiados, como parte de un plan para ayudar a lidiar con los miles