Un nuevo informe de la ONU indica que 2014 dejó la cifra más alta de personas solicitando asilo en países desarrollados desde el inicio de la guerra en