La reunión del Papa Francisco en la Catedral Metropolitana con los 18 arzobispos de México, así como con los obispos, será de carácter semiprivado y tendrá como propósito