La Compañía de Jesús, la congregación a la que pertenece el Papa Francisco, rompió casi cinco siglos de tradición y eligió por primera vez como superior general a