Ya hay especialistas que hablan de que las guerras del futuro no serán con olor a pólvora, sino a silicio y por ello ya hay una gama de