El Departamento de Defensa informó que el proceso servirá para cumplir con los compromisos internacionales de destrucción de reservas de armas químicas, como lo es el gas mostaza.