Para Emanuel Salvador, vendedor de dichas coníferas en el Estado de México, las ventas no han sido tan rápidas como el año pasado, ya que arboles que se