Para que las abejas eleven su producción de miel, los apicultores cambian los cajones a lugares con abundancia de flora melífera, lo cual implica 8 kilos adicionales del