El mandatario de Ecuador, Rafael Correa, denunció una conspiración de militares afines al coronel retirado Lucio Gutiérrez, quien ejerció la presidencia entre 2003 y 2005, según declaraciones divulgadas