Investigadores descubrieron al que seria el antepasado más antiguo de los seres humanos, un Saccorhytus, criatura marina cuyos rastros fosilizados “exquisitamente bien conservados” datan de hace 540 millones