El gobernador de Tabasco, Andrés Granier Melo, denunció que además de él, otros cuatro gobernadores del país han recibido por parte del crimen organizado amenazas de muerte; consideró