El bullicio de practicantes de clavados, polo acuático y nado sincronizado es la gigantesca herencia de Álvaro Gaxiola en la fosa de clavados de la Alberca Olímpica Álvaro