Fausto Vallejo parece que no ve su suerte en Michoacán y que los temas del narcotráfico y de los alumnos normalistas simplemente han llegado para quedarse. Quizá y