Alfonso Romo, propuesto como jefe de la oficina de la presidencia de la República, a su salida de la casa de transición del candidato ganador de las elecciones