Su mirada celestial pone a temblar a la Tierra y no sólo literalmente en su más reciente película San Andreas sino también metafóricamente. Ella es Alexandra Daddario, la