La situación en ciertas partes del país es insostenible. En Durango ante la violencia (recordemos que hay más cadáveres sacados de fosas clandestinas que en Tamaulipas) algunos comerciantes