Alejandra Espinoza, una inmigrante mexicana de Tijuana, ha logrado sus sueños con base en el esfuerzo e ímpetu y ahora goza de una sólida carrera que asegura cada