Especialistas restauraron el óleo “Alegoría de la Santísima Trinidad y las ánimas del purgatorio”, el cual quedó bajo los escombros de los muros del Templo de San Pedro