Si era lo que pretendían, les felicito, lo lograron. El mensaje fue claro y contundente, los atentados en Guanajuato y Querétaro han enviado a las delegaciones diplomáticas un