Por quinta ocasión, el Papa Francisco se reunió en privado con el gran imán del centro religioso egipcio de Al-Azhar, Ahmad Muhammad Al-Tayyib, máxima autoridad de los musulmanes