Un agrupamiento militar de cuando menos 250 efectivos con la ayuda de perros entrenados y detectores moleculares (GT-200) salió a las calles de Ciudad Juárez para buscar explosivos,