Los atracones de comida, el acaparamiento de posesiones, el trastorno del humor con disforia, dificultades de aprendizaje o deseo sexual coercitivo continuado, son algunas de las nuevas etiquetas