Una recién nacida con síndrome de down fue abandonada por sus padres al interior de una iglesia en el municipio de Río Bravo, en Tamaulipas. La Procuraduría General