Pareciera que no pero si, la facultad de ingeniería de la UNAM advierte que los agrietamientos registrados en diversas regiones del Valle de México podrían provocar la ruptura