El Gobierno alemán no ve un “peligro inminente” de extensión de la gripe porcina al territorio de ese país, tras revelarse como falso un primer caso sospechoso, mientras