Anteayer en la noche, platicando con la mujer que amo, y que de vez en vez se da sus vueltas por aquí, hablábamos de las elecciones en Ucrania