Rutas comerciales influyeron en estructura genética de dromedarios

Rutas comerciales influyeron en estructura genética de dromedarios. La estructura genética de los dromedarios, uno de los animales domesticados fundamentales para el desarrollo de las sociedades y el comercio en zonas áridas, fue modificado por las antiguas rutas comerciales a través de los años.

Un equipo internacional de investigadores llevaron a cabo un estudio con muestras de ADN de más de mil dromedarios modernos y sus antepasados salvajes extintos, cuyos resultados pusieron de manifiesto una larga historia de flujo de genes.

El dromedario es utilizado de forma sostenible en ambientes áridos y hostiles, donde ayudan a transportar alimentos y personas, recorriendo largas distancias, y justamente ello habría suscitado importantes movimientos genéticos en la especie.

Históricamente estos mamíferos resisten extensas caminatas bajo un intenso calor, sin agua ni alimento, y por ello en la antigüedad las personas comenzaron a domesticarlos para trasladarse y transportar mercancías a lo largo de cientos de kilómetros.

Se considera que los dromedarios, cuya característica es que sólo tienen una joroba, han sido fundamentales para el desarrollo de las sociedades humanas en las zonas áridas y para el comercio de larga distancia a través de terrenos hostiles donde las temperaturas son muy altas.

Aunque son un legendario recurso importante, no se había estudiado aún a los dromedarios a nivel genético, así que los científicos decidieron estudiar su estructura genética y combinaron las secuencias de ADN antiguo con muestras de actuales dromedarios, salvajes y domesticados.

En la población moderna hallaron poca señal filogeográfica, lo cual es un indicativo de un vasto flujo genético, que afecta a los camellos y doromedarios en prácticamente todas las regiones, excepto África oriental, donde las poblaciones de dromedarios se han mantenido casi aisladas.

Los científicos explicaron, en un artículo publicado en la revista especializada PNAS, que siglos de comercio transcontinental habían llevado a esta “borrosidad” genética, pues habrían tenido que adaptarse a las duras condiciones del camino”

Rutas comerciales influyeron en estructura genética de dromedarios

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *