Exitosa operación a corazón abierto en el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense

Exitosa operación a corazón abierto en el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense. En promedio se realizan 80 cada año.

Ricardo Alba Palacios, cirujano pediatra y Antonio Moreno Hidalgo, cirujano pediatra Cardiovascular, realizaron con éxito la primera cirugía a corazón abierto del 2016 en el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense (HNAM).

“Después de varios días intubado, manejo de terapia intensiva agudo, el cuerpo, en especial los riñones dejan de funcionar de manera adecuada, al detectar el problema, los médicos a cargo del caso decidimos intervenir quirúrgicamente para poner un catéter directo al corazón”, expresó Antonio Moreno.

Este procedimiento ayudará a que los riñones empiecen a funcionar y de esta manera se favorece el pronóstico del paciente, quien permanecerá en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (UTIP), bajo supervisión de médicos especialistas hasta que se encuentre estable y recuperado, informó.

El HNAM es el único en Morelos con capacidad de realizar cirugías a corazón abierto, debido a que cuenta equipo tecnológico de punta, infraestructura y médicos especializados en realizar intervenciones de esta magnitud y delicadeza.

Cada año el HNAM realiza alrededor de 80 cirugías de corazón, llamadas cardiopatías o enfermedades del corazón, las cuales pueden ser congénitas (de nacimiento) o adquiridas.

Cirugía a corazón abierto se refiere a toda intervención en donde se abre el corazón y se realiza una operación en el miocardio, las válvulas, la arteria pulmonar y otras partes como la aorta.

Las cirugías a corazón abierto sólo se realizan en hospitales de tercer nivel debido a la complejidad, son intervenciones muy delicadas que en ocasiones requieren de una bomba de circulación extracorpórea con la que se cuenta en el HNAM y funge como un corazón artificial temporal mientras dura la intervención.

Alrededor de siete pacientes son atendidos diariamente por Cardiólogos Pediatras del HNAM, quienes aconsejan a la población estar atentos a los siguientes signos de alerta: cansancio no común para un menor, lento o nulo crecimiento, palpitación muy acelerada del corazón, falta de aire o problemas para respirar, los latidos se escuchan y sienten más de lo normal.

Una de las cirugías cardiovasculares más frecuentes y que se realizan una vez por semana en el HNAM, es la de cierre de conducto arterioso persistente, que son malformaciones congénitas reflejadas en una arteria que comunica a 2 vasos grandes a la salida del corazón, lo que impide que funcione de manera correcta.

Otra de las intervenciones que se realizan con frecuencia en el HNAM, son las derivaciones sistémicas; es decir que se hace una conexión entre los vasos para atender la enfermedad y lograr un buen desarrollo, procurando que el corazón funcione de manera adecuada mientras el menor va creciendo.

Exitosa operación a corazón abierto en el Hospital del Niño y el Adolescente Morelense

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *