Noruega recuerda el atentado del 2011

Cuatro años después de que un extremista de ultra derecha matase a 77 personas en Noruega, la primera ministra Erna Solberg dijo el miércoles que el 22 de julio de 2011, será recordado siempre como un día negro en la historia del país escandinavo.

En una ceremonia donde depositó una ofrenda floral en el exterior del nuevo Centro 22 de Julio, Solberg dijo que las víctimas no serán olvidadas nunca y que “les recordaremos con amor”.

Anders Behring Breivik, que cumple una pena de 21 años de cárcel, confesó ser el autor del ataque con bomba a un edificio del gobierno, en el que murieron ocho personas, y de una balacera en un campamento para jóvenes en la isla de Utoya, cerca de la capital Oslo, donde asesinó a otras 69.

A lo largo del miércoles se celebrarán más actos de recuerdo, a los que asiste también el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que era el primer ministro del país cuando ocurrió la masacre.

Los ataques del 22 de julio de 2011 en Noruega consistieron en una explosión en el distrito gubernamental de Oslo, capital del país, y un tiroteo ocurrido dos horas después en la Isla de Utøya, ubicada en el lago Tyrifjorden, que dejó un saldo provisional de 77 muertos y más de un centenar de heridos, muchos de ellos adolescentes. Durante los días posteriores a la tragedia, la policía había hablado de cifras de hasta 93 muertos, pero después revisó la cifra a la baja fijándola en 76; la policía explicó que el escenario después de los ataques era muy confuso y probablemente algunos cuerpos se contaron varias veces. Posteriormente una víctima murió en el hospital elevando la cifra a 77.

Por la tarde, se desató una gran confusión en Oslo y más tarde las autoridades confirmaron que detuvieron al hombre disfrazado de policía que abrió fuego contra la multitud en Utøya, antes de que se emitiera esta información incluso se pensó que los atentados que estaban afectando a Noruega habían sido perpetrados por Al Qaeda. Éste es Anders Behring Breivik, un empresario noruego de 32 años descrito por la policía como simpatizante de la ultraderecha o extrema derecha. Fue descrito por varios medios escritos como fundamentalista cristiano”, de ideología nacionalista (contrario al multiculturalismo), pro-israelí, islamófobo y admirador del movimiento político estadounidense del Tea Party

Noruega

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *