Negocios México – Francia

Caray que pena, la gira de trabajo México – Francia no fue lo que muchos esperaron y regresan a nuestro país politicos y empresarios como no quieren. Con manos vacias o sin tantos aplausos.

¿Y porque no? alguien debio ir de la comitiva presidencial que anduvo en Francia hiciera una peregrinación al Santuario de Lourdes, a ver si se les hace el milagrito de que se acaben las malas noticias. Deje usted el Chapo Guzmán ¿y los helicopteros? ¿y las armas? ¿y la ayuda?

Y es que, en plena crisis del túnel por el que se escapó “El Chapo”, surgió un boquete en las cifras alegres de la reforma petrolera: la tan esperada Ronda Uno nomás no despertó el interés de los inversionistas. Así que ni tanto brinco por un piso parejo, ni para criticas ni para aplausos

La cara de Juan Carlos Zepeda, el presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, lo decía todo: sólo salieron 2 de los 14 bloques a licitar. El sentimiento de frustración cayó sobre los funcionarios de Energía y de Hacienda reunidos en el auditorio de Nafinsa. Y en la gira de ttrabajo México – Francia, los allegados al Dr Videgaray dicen que si le dio gastritis.

Uno de ellos, Miguel Messmacher, el subsecretario de Ingresos. Visto el resultado de la subasta, da la impresión de que aquella idea de las autoridades, en el sentido de que México era la última coca en el estadio energético, como que no tuvo mucho asidero en la realidad.

¿Será porque el mercado petrolero mexicano no es ni más rentable ni más amigable para los negocios que, por ejemplo, el texano? ¿O será sólo que el fantasma de Lázaro Cárdenas está haciendo de las suyas? Son preguntas energéticas.

México - Francia

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *