Oskar Groning, el antiguo contable de Auschwitz a juicio

Oskar Groning, el antiguo contable de Auschwitz, juzgado en Alemania por “complicidad en 300.000 homicidios agravados”, pidió “perdón a las víctimas” del campo de concentración, durante la apertura de su proceso judicial, este martes en Luneburgo (oeste).

“Para mí, no hay ninguna duda de que comparto una culpabilidad moral”, declaró el antiguo SS, de 93 años, durante la audiencia. “Pido perdón”, agregó. “En cuanto a la cuestión de la responsabilidad penal, les corresponde a ustedes decidir”, dijo a los jueces.

Groning se expone a una pena de entre 3 y 15 años de cárcel.

Setenta años después de la liberación de los campos de concentración, el juicio contra el excontable de Auschwitz empezó este martes en Luneburgo y podría ser el último contra un antiguo nazi.
Oskar Groning lucía un jersey sin mangas, camisa blanca de rayas y gafas doradas. El viudo nonagenario se desplaza con dificultad.

Ante la afluencia mediática y el número de partes civiles (67 supervivientes y descendientes de víctimas defendidos por 14 abogados), el juicio, que podría prolongarse hasta el 29 de julio, tiene lugar en un edificio alquilado para la ocasión. Desde las 08H30 (06H30 GMT), entre 100 y 150 personas se habían concentrado frente al edificio, vigilado por una decena de policías.

A Groning se le acusa de haber contribuido a la muerte en las cámaras de gas de 300.000 judíos húngaros deportados entre mayo y julio de 1944 en el campo de Auschwitz, en la Polonia ocupada, que se convirtió en el símbolo mundial del Holocausto.

“Siempre hemos tenido la impresión de que nunca se haría justicia. En cierto modo, [este juicio] es una satisfacción”, declaró Eva Fahidi-Pusztai, superviviente húngara de Auschwitz, que perdió a 49 miembros de su familia en este campo, a la cadena de televisión N-TV.

Groning se expone a una pena de entre 3 y 15 años de prisión, si bien algunas de las partes civiles dijeron que preferían una pena más adaptada a su edad, por ejemplo, “trabajos de interés general, como contar su pasado en las escuelas”.

Su juicio es el último previsto contra un antiguo nazi. Una docena de investigaciones preliminares están en curso en Alemania, pero es complicado que lleguen a buen término por la edad de los sospechosos.

Oskar Groning

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *