Retrato de Isabella D’Este, atribuido Leonardo Da Vinci

El cuadro “Retrato de Isabella D’Este”, atribuido Leonardo Da Vinci, y del que se había perdido todo rastro durante cinco siglos, fue confiscado por agentes italianos tras ser encontrado en un depósito en Suiza, informó hoy la guardia de Finanzas o Policía militar. En un comunicado, indicó que el óleo de Isabella D’Este con un valor inestimable y de dimensiones de 61 por 46.5 centímetros, fue transferido ilegalmente a un banco suizo con sede en la ciudad de Lugano.

Precisó que la pintura retrato de Isabella D’Este fue atribuida al artista del Renacimiento sobre la base de opiniones y pericias efectuadas a través de la fluorescencia, que lo consideraron plenamente compatible con la fecha en la que fue creado: los primeros años del siglo XVI.

Dijo que la obra de arte fue encontrada luego de una compleja actividad investigativa a cargo de la oficina en Pesaro, de la guardia de Finanzas y del comando de los carabineros de Tutela del Patrimonio Artístico de Ancona. Explicó que la indagación rumbo a la obtención del retrato de Isabella D’Este fue abierta luego de que en agosto de 2013 recibiera información en el sentido que un abogado de Pesaro intentaba vender el “Retrato de Isabella D’Este” a un precio de 95 millones de euros.

Tras comprobarse que el cuadro había sido transferido ilegalmente al extranjero, la autoridad italiana presentó un pedido urgente de asistencia judicial internacional para poder recuperarlo.

Sin embargo, la obra retrato de Isabella D’Este fue sacada del instituto en el que había sido inicialmente depositada y fue hasta agosto pasado que fue encontrado en el depósito bancario.

La confiscación de la obra, que estaba por ser vendida por 120 millones de euros, tuvo lugar la víspera con la ayuda de la policía suiza, dijo la guardia de Finanzas.

Señaló que se ha procedido contra quien resulte responsable por asociación delictiva finalizada a la exportación ilícita de una obra de arte y por asociación delictiva derivada en fraude.

retrato de Isabella D’Este

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *