José Guadalupe Posada

José Guadalupe Posada por Beatriz González
José Guadalupe Posada por Beatriz González

“La muerte, es democrática, ya que a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera”.
J.G.Posada

El 20 de enero de 1913 José Guadalupe Posada entra al reino de la muerte que en vida fue su pasión. Considerado un gran artista popular, reflejó el imaginario colectivo en su obra, era del pueblo y su obra fue para este.

Nació el 2 de febrero de 1852, en el barrio de San Marcos de la ciudad de Aguascalientes. Miembro de una familia grande, aprendió a leer y a escribir y poco después ingresó a la Academia Municipal de Dibujo de Aguascalientes, fue ahí donde realizó sus pininos y descubrió su vocación.

Grandes litografías forman parte de su obra, de igual manera que la caricatura política que le atrajo varios problemas por la dura crítica social que manifestaba. En sus retratos y caricaturas se encontraban cualquier cantidad de personajes: revolucionarios, fusilados, borrachos, pelados de la calle, políticos, bandidos, catrines, damas elegantes, toreros, obreros y charros.

Uno de sus grandes herencias es la ilustración de las famosas “calaveras”, los versos que aluden a la muerte, género que desarrolló y lo caracterizó de manera extraordinaria. Su obra está llena de retratos de desastres naturales, accidentes, hechos sobrenaturales, crímenes y suicidios, sucesos sociales y políticos, donde sobresalen las viñetas referidas a las ejecuciones y los “corridos” revolucionarios, los milagros religiosos por nombrar sólo algunos. La famosa Catrina de Posada representa una burla a la clase alta del Porfiriato.

La influencia de artista, es evidente en Orozco, Diego Rivera, Leopoldo Méndez, entre otros.

Seguramente en estos momentos, a 100 años de su muerte, celebra en el más allá junto con sus amadas calaveras.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *