Michoacán parece tierra de nadie

Michoacán parece tierra de nadie
Michoacán parece tierra de nadie

Michoacán parece tierra de nadie. Lo decimos ya que en las últimas semanas hemos visto cómo se va degradando la autoridad del gobernador Fausto Vallejo y como cada ocasión que se desea el apagar un foco rojo en la entidad, parece que dos o tres más se encienden.

¿Ya olvidamos Cheran? ¿Qué me dice usted de la tierra de nadie que fue Nueva Jerusalén? ¿Y los narco bloqueos qué? Ahora también hay que ver el tema de los maestros normalistas que están detenidos y que ya más de uno ha llamado “presos políticos”.

El conflicto normalista en Michoacán tiene sus bases en el anterior gobierno, en el del desaparecido Leonel Godoy, cuyo hermano fuera llamado narco diputado y que dejo la entidad en una deuda que tiene al gobierno de Fausto Vallejo con el agua en la barbilla y claro, con mil y un cosas que simplemente parece que no avanzan.

El coordinador de la bancada del PRD en la cámara de diputados Silvano Aureoles ya dijo que los maestros normalistas presos por las autoridades de Michoacán, son presos políticos, acá entre nos, que don Silvano Aureoles mejor se ponga a reafirmar su liderazgo como coordinador de la bancada de diputados en San Lázaro antes que Martí Batres o Rene Bejarano lo desbanquen.

Es lógico que Silvano Aureoles quiera pronunciarse y más en contra de lo que haga Fausto Vallejo, el PRD en la entidad quedo lastimado, herido, gracias a las malas prácticas y pesio gobierno de Leonel Godoy, Silvano Aureoles fue el candidato que deseo que Michoacán no se perdiera en las pasadas elecciones, pero era insalvable el bastión del perredismo nacional gracias a Godoy.

Así que Silvano Aureoles está levantando la voz y diciendo uno que otro disparate, hay que tener muy en claro que la autoridad debe hacer valer su peso y aunque hay demasiados frentes de guerra abiertos en Michoacán, Fausto Vallejo intenta hacer lo que puede con lo que tiene, no es suficiente y el estado puede salirse de las manos de quienes quieren controlarlo y quienes quieren no se controle, ya que hay un caldo de cultivo en el estado como para que prenda la violencia social más de lo que muchos imaginan.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *