De brujas, santos, muertos y cosas peores…

De brujas, santos, muertos y cosas peores…
De brujas, santos, muertos y cosas peores…

Hoy les quiero hablar de mi festividad favorita en el año, si estoy hablando de Halloween.

Desde pequeña me parecía fantástico disfrazarme, salir a pedir dulces y demás parafernalia asociada a esta festividad, pero de un tiempo para acá el “amor” por ésta ha ido perdiendo popularidad por alguien que se le ocurrió decir que era un llamado a Satán (¿?). Obviamente esto viene por la iglesia católica para animar a sus fieles a dejar la festividad de lado, pues es más “conveniente” celebrar a los santos y a los muertos.

Estoy totalmente de acuerdo de que es una festividad “gringa” y que no corresponde a nuestras costumbres, tradiciones y festividades pero de algún modo la hemos adoptado y es difícil dejarla atrás. Yo no sé si las personas que se les ocurrió que era algo malo se pusieron a investigar sobre la procedencia de la tradición o solo se vieron iluminadas y decidieron que era algo negativo y malo para la sociedad.

Halloween significa “All hallow’s eve”, palabra que proviene del inglés antiguo, y que significa “víspera de todos los santos”, ya que se refiere a la noche del 31 de octubre, víspera de la Fiesta de Todos los Santos.
La celebración del Halloween se inició con los celtas, antiguos pobladores de Europa Oriental, Occidental y parte de Asia Menor. Entre ellos habitaban los druidas, sacerdotes paganos adoradores de los árboles, especialmente del roble. Ellos creían en la inmortalidad del alma, la cual decían se introducía en otro individuo al abandonar el cuerpo; pero el 31 de octubre volvía a su antiguo hogar a pedir comida a sus moradores, quienes estaban obligados a hacer provisión para ella. (1)

Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto benévolos como malévolos) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados. Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. (2)

El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza desde el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos. (3)

Halloween y día de muertos son tradiciones paganas y en el fondo son para lo mismo, una un día antes y la otra un día después, la única diferencia es que Halloween se fue asociando con diversión de la misma manera que se le fue el perdiendo el sentido con el único fin de divertirse.

Entonces ¿por qué si Halloween y día de muertos son tradiciones paganas la iglesia y los mexicanos condenamos la primera pero no la segunda? ¡Alguien que me explique por favor! Porque yo en ningún lado ni ninguna de las veces que me disfrace y salí a pedir dulces pensé jamás en hacer una invocación satánica, ni tampoco he visto a nadie que lo ande haciendo. Otra cosa muy diferente es que haya gente que aprovecha estos días de santos y espíritus para hacer estas invocaciones pero eso ya es diferente, quien lo haga lo seguirá haciendo con y sin permiso de nadie.

Yo por lo pronto sigo con mis adornos halloweenescos en mi lugar de trabajo y esperaré con ansia el día 31 de Octubre para disfrazarme y salir a darle dulces a los niños que lleguen a casa que de seguro los llevan los papás que piensan igual que yo; y de igual manera pondré mi altar de muertos para no perder la costumbre.
¡Feliz Halloween y día de muertos!

Tania Garza. Lic. En Administración, ferrocarrilera, biónica y halloweenmente diva.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *