Feliz cumpleaños iPod

felicidades ipod

Rodrigo ??Dr. Niebla? Castañeda

Tengo 36 años y de vez en cuando la edad me pesa, en especial cuando platico con los chavos a los que les doy clases en la universidad; no quiero decir que me siento viejo sino que algunas veces el hablar de uno que otro tema o ciertos programas de televisión con mis alumnos, y que se me queden viendo y digan ??¿la señorita qué, chibiquién??, me causa cierta incomodidad.

Habitualmente lo que me salva al salir de clases es ponerme mis audífonos, subir el volumen de mi iPod y escuchar música hasta que ese extraño sentimiento pase; o por lo menos ese era mi escape, hasta este año que el iPod cumplió 10 años.

Objeto de culto, artículo indispensable, ejemplo del diseño de este nuevo siglo, el iPod está tan metido ya en nuestras vidas, que pasar un día sin él se antoja tanto complicado como deprimente.

Sin embargo debo de hacer una confesión: Yo, como sé que habrá otros, fui de los enemigos primigenios del iPod; mi corazón y mi dinero estaban con el Minidisco de Sony. Llámenme necio, o consumidor rezagado, pero a mí me gustaba la idea de armar discos con un buen playlist, tengan en cuenta además me tocó la época en la que las cintas mezcladas eran el equivalente a las cartas de amor. En ese entonces la idea de traer todos tus discos en un solo aparato y no tener que cambiar de dispositivo de almacenamiento se me hacía vulgar; algo así como lo que le sucede a los lectores tradicionales con la literatura digital ??aclaro que desde el día uno fui fiel fanático del Kindle.
Con la muerte del minidisco tuve que pasar al iPod y lo adoré desde el primer momento, al punto de que acepté estoico todas las burlas que mis amigos me hacían al ver que lo portaba. Y siendo sincero ya voy por el segundo y no me molestaría tener un tercero.

Pensar que desde hace diez años el iPod es parte de nuestra vida y nuestra cultura se me hace increíble. Fue hace diez años cuando Steve Jobs se preguntó ¿por qué no hacer algo más portátil?, y le encargó a Tony Fadell, Michael Dehuey y Jonathan Ive el diseñó de su dispositivo ??21 años después de que Akio Morita hiciera la pregunta ¿cómo puedo llevar mis óperas en los viajes trans-pacífico? e inventara el Walk-Man.

En diez años el iPod ha cambiado considerablemente, pero sigue manteniendo la esencia que veíamos en esos primeros anuncios, donde las siluetas blancas de jóvenes saltaban y bailaban al ritmo de su música con uno de estos aparatos en la mano.

Y sí, recuerdo, como lo hacemos muchos, el mundo antes del iPod, pero no me imagino un universo en el que todavía tuviéramos que cargar con un montón de cintas, o escuchar a saltos nuestros discos en el Disc-Man; y tal vez me haga sentir incómodo saber que conocí el primer iPod, ese que tenía un dial móvil, pero siempre me quedará la satisfacción de que generación tras generación de mis alumnos cantan las mismas canciones que yo cantaba, y que a su vez escuchaban mis padres en sus 8-tracks y sus discos de 36 revoluciones.

Y ahora algunos datos sobre estos diez años:

* La primera canción que salió bajo el software de propietario de Apple fue: Groovejet (this isn??t love)

* A partir del 2003 los iPods cambiaron las ruedas de menú, de las que rotaban físicamente a las táctiles.

* El sistema de la rueda del iPod, en su tercera generación, puede medir cambios en la posición de más de 1/1000 de pulgada.

* El iPod cumple años el 23 de octubre.

* Tanto el nombre como el diseño están inspirados en las cápsulas (Pods) del 2001 Odisea del Espacio.

* La función Shuffle del iPod reordena nuestra música en la misma forma en la que un tallador reordena una baraja; si uno escucha toda su playlist de corrido verá que el orden es al azar, cuando escuchamos solo una parte de playlist y hacemos que las canciones se vuelvan a ordena, nos dará la ilusión (por mera probabilidad) de que el orden no es del todo aleatorio.

@drniebla

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *