De la soledad y estar solo

todos la hemos sentido

Por @lydia70c

Hace unos días la familia se fué de vacaciones y me quede sola en casa. Situación que genero muchas platicas. Es muy curioso como muchas personas se asustan de pensar siquiera en estar solos.

¿Será que no sabemos disfrutar de nuestra compañía? Es tanto el ruido actual que pensando en estar solos nos da ataques de ansiedad, hay mucha gente para quien estar solo significa estar en casa con la televisión hasta quedarse dormido. Para mi estar solo es disfrutar un momento conmigo misma, sin siquiera prender la luz, pensar, recordar, darme un momento para extrañar.

Estar sola para mi es hacerme mi comida favorita, darme largos baños de agua caliente, arreglarme las manos y los pies.

También entiendo que siendo mamá de una nena de 8 años que absorbe la mayoría de mi tiempo libre estos momentos los agradezco.
Todo esto es estar solo. No sentir soledad, la soledad incluso la han calificado como una enfermedad. Es importante que eliminemos este sentimiento negativo.

Mi tía abuela de más de 90 años se llama Soledad y si, vive sola, y no, nunca la he visto sufrir de soledad. Ella está acostumbrada y no se deprime ni nada, si de repente siente que le hace falta compañía se viene a pasar una temporada a mi casa y listo.

Muchas veces no ponemos atención a la gente que nos rodea, y en general las personas mayores pueden sufrir de soledad. Puede ser terrible y desgastante, la soledad nos hace sentir que no hay con quien hablar, con quien compartir, llegar a sentirnos como islas, completamente lejos de cualquier contacto.

A mi me gusta estar sola y a veces he sentido soledad en algunos momentos en que ni yo entiendo que me pasa. Pero no ha pasado a mayores, es importante que sepamos distinguir entre las dos cosas.
Y si encontramos a alguien que disfrute estar solo y nos lo pida, otorgarle ese derecho, pero poner atención si encontramos alguien que este sintiendo soledad de esa manera desesperanzadora, intentar ayudar. A nuestros viejitos, no dejemos que se sientan solos, no dejemos que sientan que a nadie le importan y hasta ahí, intentemos formar parte de sus vidas.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *