En estados unidos una serie de tormentas eléctricas han dejado sin suministro de luz a unas 100 mil personas y con graves averías en plantas eléctricas que abastecen