La televisión y su influencia en el mundo actual

los tiempos actuales con esa compañera que lleva decadas con nosotros

Beatriz González Rubín

Hace más de un siglo y medio, Kierkegaard postuló las categorías de inmediatez y de relación como claves existenciales para comprender el sentido de la vida.

En la actualidad la actitud que caracteriza en general a la juventud es éste sentido de inmediatez, de personalización, de miedo ante el compromiso, de falta de fe y confianza en el futuro. Esto es evidente en el comportamiento de los jóvenes día con día: diversión como primer interés, relaciones fugaces, necesidad de aceptación aun a costa de sí mismos.

Por otra parte la exigencia de especialización en el rubro profesional, hace que la persona permanezca mucho más tiempo en un limbo adolescente, se retrasa su incorporación al mundo laboral y por lo tanto su independencia económica, lo que da como resultado incapacidad de establecer relaciones afectivas serias: acceder al matrimonio, a la vida en pareja, etc. Si a lo anterior sumamos esta necesidad o visión del mundo inmediato, el joven busca el bienestar fugaz, lo que lo hace ser comúnmente poco solidario y narcisista. Si todo está permitido, el hombre vive solo para sí mismo sin preocuparse por el otro, la otredad que es la necesidad del ser humano de encontrar aquellos que lo complementan. ??Reconocer la existencia de mi semejante, de la presencia que me permite tomar conciencia de mi individualidad; ver de frente al extraño a partir del cual me descubro y en oposición al cual mi ser se delimita es un acto que exige ante todo generosidad?. (Flores, Ociel)

Es importante descubrir que la televisión es un reflejo evidente de la sociedad actual, y muchos de los programas actuales cuyo target son adolescentes como Next, My sweet sixteen, Quiero mis quince, Exposed, fomentan esta manera de comportamiento: el egocentrismo y el narcisismo como la mejor manera de vivir.

Según varios autores, la televisión es necesaria para la construcción de identidades culturales, ya que hace crea una serie de representaciones de clase, género, raza, edad y sexo, con las que nos identificamos o contra las que luchamos. Por lo tanto, la programación juega un papel indispensable para la construcción de identidad?.
Y me pregunto ¿Es la televisión y en particular estos programas el reflejo de la sociedad o por el contrario los programas fomentan tales comportamientos?

Importantes investigadores en Latinoamérica como Martín Barbero, Guillermo Orozco, Néstor García Canclini, Valerio Fuenzalida, Roxana Murdochowitz y María Teresa Quiroz se han dado a la tarea de trabajar en estudios de recepción, muchos de ellos enfocados en los adolescentes y los jóvenes. Uno de los supuestos de ésta corriente es el de que los programas de televisión, no presentan la realidad, sino que la construyen y reconstruyen

La única manera de encontrar respuestas certeras es trabajar con jóvenes, en ellos está la respuesta, en ellos está el futuro del mundo, dentro de poco estos jóvenes estarán a la cabeza de los medios de comunicación, de las grandes empresas, tal vez habiendo aprendido los patrones de conducta de los medios actuales? ¿Qué nos espera?

Lozano, J.C. (1995/96). Oferta y recepción de televisión extranjera en México. Comunicación y Sociedad, 25/26.

Cañas Fernández, José Luis(27 mayo 2010) ??Ser inmediato y ser relacional en la filosofía de Søren Kierkegaard?

http://lamiradakierkegaardiana.hiin-enkelte.info/downloads/joseluiscaas.pdf
Flores, Ociel. (27 de mayo 2010)
http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n15/oflores15.html

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *