Trabajo y rol social de la mujer

Por Io Montserrat Salinas

??Las sociedades actuales son el resultado de un proceso de modernización que implica la transformación de las estructuras económicas, políticas y socioculturales de un grupo. Esta modernización ha permitido el desempeño de los nuevos roles de la mujer, que ahora, cuenta con una presencia progresiva en la actividad económica, política y social del mundo.? (Hernández, 2010)[i]

Actualmente, la mujer mexicana ha logrado realizar grandes avances en materia de equidad, pero aún debe ganar la batalla en su hogar. Estudios hechos por Carol Gilligan sugieren que la orientación moral fundamental de las mujeres es la de preocuparse por los demás; esta postura se refiere a la ??ética del cuidado?.

Pero ¿por qué existen estas diferencias entre hombres y mujeres? ¿Por qué, al parecer, los hombres éticamente hablando se inclinan más por lo racional y las mujeres por lo afectivo? Existen dos posibilidades que pueden responder estas preguntas, una es que existe alguna clase de conexión intrínseca entre ser mujer y la ética del cuidado, y todo apunta a que esa conexión es la maternidad. La otra posibilidad es que las mujeres piensan diferente debido al rol social que se les ha asignado.

Por esta última razón, no es difícil de imaginar que hoy en día muchas mujeres que trabajan, lo hacen para cuidar a sus familias. Pero existe un grave problema y ese es que los roles tradicionales de las mujeres siguen limitando el acceso a un mercado laboral de calidad, según un estudio reciente del Banco Mundial (BM).

Uno de los motivos que afectan una mayor integración y desenvolvimiento de la mujer en el campo laboral se debe al rol que realiza en la sociedad, ya que muchas de ellas son madres y padres a la vez, además de que en muchas situaciones representan el sostén principal de la familia.

María Correia, líder de la Unidad de Género del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, comentó que ??aunque los roles entre hombres y mujeres tienden a confluir cuando ninguno de los dos tiene dependientes, las obligaciones de la mujer en el hogar se convierten en su principal obstáculo para desarrollarse en un campo de trabajo bien remunerado?.[ii]

Algunos porcentajes que llaman la atención son, por ejemplo, que el 25% de mujeres casadas participan en la fuerza laboral o que el 51% de madres solteras tienen un trabajo. Así es, en México solo la mitad de ellas cuentan con trabajo.

Esto se debe a que las mujeres sufren más despidos en comparación con los hombres, pues según el Secretario de Trabajo y Fomento al Empleo del Distrito Federal aún existen actitudes discriminatorias y machistas.

Otra de las injusticias que sufren las mujeres trabajadoras es explotación pues el 72% se desempeña como asalariada y cumple jornadas laborales de 35 a 48 horas semanales y un 44.5% tiene un nivel de ingresos entre uno y tres salarios mínimos.

Si analizamos éste problema desde el punto de vista de la ética kantiana, y no del punto de vista de Kant en relación con las mujeres en específico, si no de la idea de que los seres humanos somos especiales y tenemos un valor intrínseco que es la dignidad, esto no tendría razón de existir pues las mujeres cuentan con dignidad al igual que los hombres y eso nos hace iguales a ellos. Y aún así, ¿Cómo es que no se les da a las mujeres la oportunidad de desempeñar diferentes roles a los tradicionales? ¿Por qué existe un prejuicio de que la mujer no podrá avanzar en el campo laboral por ser el sostén de su familia? ¿Y por qué sabiendo que es el sostén, siguen teniendo desventaja sobre los hombres en materia de remuneración?, por poner un ejemplo.

Si bien, muchas mujeres inconscientemente se rigen por la ética del cuidado y trabajan para mantener a sus hijos o familiares, se debe de luchar a favor de ellas para que de verdad tengan las mismas oportunidades laborales y que su rol en el hogar deje de ser un obstáculo.

Desafortunadamente, sigue siendo una realidad que muchas mujeres tienen problemas en su trabajo por acoso sexual, condicionamiento para los contratos laborales, despido por no ceder a peticiones indecorosas, por mencionar algunos.

Si la sociedad actual está pasando por un proceso de modernización, tenemos que prestar atención y no dejar que el machismo defina las vidas de millones de mujeres y sus familias que sufren por ésta problemática de roles sociales.

Referencia:

Hernández, G. P. (7 de marzo de 2010). Nuestra Comunidad. Recuperado el 4 de marzo de 2011, de http://www.uia.mx/actividades/nuestracom/05/nc152/6.html

Mundial, E. d. (2 de Enero de 2011). Informador. Recuperado el 4 de Marzo de 2011, de http://www.informador.com.mx/mexico/2010/167115/6/roles-sociales-limitan-trabajo-de-calidad-a-mexicanas.htm

(2007). En J. Rachels, The elements of Moral Philosophy (págs. 253-264). México: Fondo de cultura económica.

[i]http://www.uia.mx/actividades/nuestracom/05/nc152/6.html
[i][i]EL INFORMADOR

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *