¿Tenemos el valor o nos vale? A ellos les vale?

Beatriz González Rubín

En 1964 Marshal Mc Luhan publicó Understanding Media. Poco a poco sus textos se convirtieron en material vital para entender los medios de comunicación. Actualmente es un marco teórico que nos da referencias de los mass media y nos permite, en la medida de lo posible, comprender su naturaleza.

Uno de los primeros referentes del autor, a partir de donde se desarrollan varias de sus ideas es:

??Somos lo que vemos?

Sin necesidad de profundizar en esta frase (pues es evidente), sería momento que lleváramos a nuestra sien una pistola y nos voláramos los sesos. Que pánico. Si hacemos un recuento de la televisión nacional y la frase de Mc Luhan es cierta, somos un país de mediocres, conformes con tener ??pan y circo? como en la época romana.

Analicemos la programación de los dos canales que pelean por el raiting a las cuatro de la tarde: en el canal de las estrellas la señora Laura Bozzo apoyada por fundación Televisa que promueve los valores de la familia, (Ja, ja) y en el canal 13 Niurka, con su ??velda?. Ambas titulares de talks shows que se encargan de exhibir las miserias de los mexicanos: Soy gorda y nadie me quiere; mi marido me es infiel; mi familia me rechaza por qué canto en los camiones; mi prometido cree que soy enfermera y no es cierto, bailo en un table, y temas por demás edificantes.

Es evidente que en estos programas las revelaciones personales y dolorosas se transforman en entretenimiento público y los invitados que dan testimonio reciben el tratamiento de celebridades, por otro lado cumplen con algunas de las reglas de lo que se conoce como televisión aristótelica ya que hay catarsis y anagnórisis. La primera es algo así como una purga espiritual que sufre el espectador al ver los problemas de los personajes y sentirse un tanto aliviado de los propios y la anagnórisis es el reconocimiento de un hecho que cambia la vida del personaje.

Tanto Laura, como Niurka se encargan de ??mejorar? la vida de los asistentes: terminar con relaciones enfermas, recobrar la autoestima o encontrar al amor de su vida. (Eso es lo que el espectador se traga).

Nos encanta ser voyeristas, nos reconforta ver que hay peores relaciones que las nuestras, nos da esperanza ver que si ellos pueden, nosotros también.

Estamos tan mal que necesitamos de una cubana que apenas sabe hablar, y de una peruana que pretende nacionalizarse mexicana, para tener la certeza de que a nuestro país no se lo está llevando la chingada. (Perdón por mi francés).

Retomando a Mc Luhan, él consideraba que ??cualquier tecnología (todo medio) es una extensión de nuestro cuerpo, mente o ser? (1), por lo tanto en este país por lo visto, sólo producimos programas jodidos que nos recuerden tarde a tarde que somos tercermundistas sin capacidad para evolucionar.

(1) http://comunicacion.idoneos.com/index.php/335169

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *